AGENTES INMOBILIARIOS: UNA PEQUEÑA ACTUALIZACIÓN

El marketing digital y específicamente las redes sociales han sido un gran desafío para cualquier sector, pero para el inmobiliario, los cambios y la necesidad de adaptación han sido constantes.

Vuelvo a escribir sobre este tema después de haber asistido a un curso en el último Sell-a-Bration en Las Vegas, una convención internacional anual organizada por el Residential Real Estate Council, en la cual he constatado y reforzado la importancia de las redes sociales en el sector inmobiliario, a pesar de que aún restan muchas dudas en cuanto a la utilización más eficaz y eficiente de este recurso.

Quiero referir que las redes sociales han reinventado el concepto de estar conectado, sirven no solamente para general leads, sino sobre todo para mantener contactos activos que muchas veces son amigos y fans, incluso antes de ser clientes, lo cual refuerza cada vez más la importancia de la imagen de la marca personal, es decir, de su branding en este canal.

Para contextualizar, comparto algunos datos más recientes del mercado estadounidense, en el cual YouTube y Facebook son las redes más seguidas, mayoritariamente a partir de teléfonos inteligentes, la tercera red más utilizada es Instagram, seguida por un grupo de 5 redes más: Pinterest, LinkedIn, Twitter y Whatsapp. Facebook, Snapchat e Instagram se visitan diariamente. Teniendo estos datos y reconociendo las redes sociales como herramientas esenciales para cualquier Agente Inmobiliario, ¿qué hay que tener en cuenta para trabajarlas bien?

 

CUENTA TU HISTORIA

Las redes sociales se basan en la lógica del storytelling, antes de los inmuebles que tiene para venta o que busca para quien quiere comprar, las personas quieren saber quién eres, qué es lo que te define, tus orígenes, tus creencias, con quién te relacionas, desean conocer tu rutina de una forma relevante y con interés, y solo después admiten relacionarse contigo para contratar sus servicios.

 

TIENES QUE SABER EXACTAMENTE CON QUIÉN QUIERES “HABLAR”

Tienes que definir tu público objetivo y después pensar y buscar sobre lo que le atrae, algunas preguntas interesantes que te pueden ayudar:

  • ¿Quiénes son? Evaluar datos demográficos
  • ¿Cuáles son sus necesidades, deseos y motivaciones?
  • ¿Qué tipo de contenido buscan?
  • ¿Qué dispositivos y plataformas suelen usar para obtener información?
  • ¿Cuáles son las cualidades que se buscan en un Agente?

Tendrás que vivir con tu público objetivo, saber colocarte en su lugar para entenderle, viendo el mundo con sus ojos, y solo después puedes pensar en los siguientes puntos antes de publicar algo: cuándo, qué, dónde y cómo publicar.

 

PARA CONQUISTAR, USA EL TRIÁNGULO MÁGICO

Hoy, tu estrategia de comunicación en las redes sociales debe basarse en una especie de triángulo mágico de contenidos relevantes: historias, publicaciones y vídeos. Los vídeos han ganado una importancia extrema en la comunicación: se estima que en 2019, 84% de los contenidos se mostrarán en formato de vídeo. Para los profesionales de la mediación que no aprecien este formato, ni de exponerse a través de todos, hay que hacer una introspección: las personas no están interesadas en saber si eres guapo o feo, quieren saber si eres competente y si les puedes ofrecer algo de valor. Enfócate en esto, empezarás a liberarte del prejuicio y quién sabe, ¡empezarás a hacer vídeos con contenidos relevantes específicos para tu público objetivo!

 

CREA Y COMPARTE CONTENIDO, CONTENIDO, CONTENIDO… PERO QUE SEA RELEVANTE

Ya decía Rafael Rez en su libro Marketing de Contenido “El contenido es la moneda de cambio del siglo XXI”. Los datos que reflejan lo básico de una captación nunca tendrán engagement() elevado si no nos ponemos en la piel de quien va a consultarlos. Con el objetivo de despertar el interés a través del contenido que pasamos, tenemos que tener la capacidad de hacerle soñar, de llevarle de viaje hasta el lugar que estamos promoviendo para que se imagine ya con el estilo de vida que determinada casa le va a ofrecer. Información como:

  • Agenda de la comunidad;
  • Eventos locales;
  • Informaciones sobre el comercio local;
  • Estilo de vida, hábitos de los habitantes de la zona que tengan que ver el objetivo que pretende comunicar;
  • Estadísticas de mercado.

 

USA HASHTAGS

Funcionan bien Twitter y en Instagram y no deben superar los 9 por publicación. Son muy útiles para identificar tu público objetivo, pensando en el contenido que pueda buscar, pueden también expandir el contenido más allá del mensaje original.

 

DECÍDETE: ¿PERFIL O PÁGINA DE FACEBOOK?

La duda permanece: ¿debo tener una página o un perfil? Si quieres vender, tendrás que optar por la página, pero hasta llegar ahí, lo mejor es empezar por el perfil, porque Facebook penaliza el hecho de comenzar con una página con objetivo de ventas, restringiendo contenidos, por lo que difícilmente conseguirás comunicarte a gran escala. En realidad el primer objetivo es conectar con tu público objetivo, la venta será siempre una consecuencia.

Con un perfil puedes:

  • Encontrar personas más fácilmente y pedir que se conecten contigo;
  • Puedes crear más engagementy así conseguir más contactos;
  • Puedes felicitar por su cumpleaños a tus red de contactos;
  • Puedes hablar con personas en privado;
  • Dentro de tu red de contactos, el algoritmo del Facebook gestiona los feed que ves, asociando la interacción que tienes con cada interviniente. Cuanto más interactúes con diferentes personas, más variedad tendrás en el engagement con tu público objetivo.

Con una página puedes:

  • Puedes invertir en anuncios;
  • Puedes invertir en promover tus publicaciones;
  • Puedes seleccionar tu público objetivo para tipo de anuncio o publicación promovida;
  • Puedes tener una visión analítica de tu inversión para entender su eficacia;
  • Estar conectado a Instagram;
  • Grabar vídeos y exportarlos.

 

LÁNZATE SIN MIEDOS EN YOUTUBE

Si Instagram es la red que más crece y todo hace pensar que en breve alcanzará a Facebook, YouTube es definitivamente el sitio en que hay que estar. Hoy para hacer buenos vídeos ya no hay que tener una cámara cara, un teléfono inteligente es suficiente, con algunas herramientas: una extensión (stick), un micrófono de pinza o un trípode —que ya se empieza a ver incorporado a la extensión. Es necesario planear y entender qué quieres transmitir, es necesario tener cuidado con la imagen y el ambiente donde grabas. En relación al tipo de vídeos, los que mayor éxito tienen en el sector inmobiliario son los vídeos sobre: biografías, captaciones, comunidad, vecinos, testimonios o de nicho. Es imprescindible tener un canal YouTube, donde puedes gestionar y compartir sus vídeos.

Las sugerencias más importantes son: nunca superes los 90 segundos, usa música, cuenta siempre una historia y acaba con frases que hagan que tu público objetivo pase a la acción, debes ser coherente y debe reflejar su personalidad, sé divertido, ¡no seas aburrido!

 

REGLAS Y RIESGOS QUE DEBES MANEJAR:

  • Si compartes contenidos, debes saber de quién son y debes hacer la referencia;
  • Atención a los derechos de imagen, de autor y uso de métricas;
  • Debes saber responder a las críticas negativas de forma inmediata y no reactiva;
  • Debes verificar tus definiciones de privacidad y decidir cómo quieres exponerte sin limitarte;
  • Debes decidir bien el contenido que vas a compartir, no te arrepientas. Atención a las fuentes.
  • Debes activar Google Alert, para que te alerte cuando alguien te identifica;
  • La seguridad lo es todo, sé prudente con todo lo que publicas.

Para terminar, os dejo una frase presentada en el curso de un autor estadounidense sobre la tecnología: “La tecnología es guay, pero tienes que saber usarla para que ella no te use a ti”. Prince.