Año Nuevo, ¿Nuevo Agente Inmobiliario?

El año llegó a su fin y el mercado inmobiliario hace balance de su actividad y, una vez más, se prevé que sea muy positivo. ¿Pero este optimismo estará observándose con lupa? ¿Habrá señales de que el mercado está cambiando?

El Mercado Inmobiliario es lento, muy lento. Una de las frases más graciosas sobre la dinámica de este sector (cuyo autor no me recuerdo, francamente) describe muy bien lo que se puede esperar de él: «el mercado inmobiliario es como un gran barco que tarda mucho en cambiar de rumbo; cuando nos damos cuenta, ha cambiado por completo y no nos hemos dado cuenta».

En un momento en que los valores de venta aún muestran una subida de cerca del 5% en relación al año anterior, otro indicador, el de precios pedidos, verifica una tendencia de subida con precios de puesta del inmueble en el mercado cada vez más altos, lo cual acaba por sofocar la demanda, que ya tiene que hacer un esfuerzo para conseguir comprar o alquilar una casa. También ya los extranjeros comienzan a decir que Lisboa y Oporto ya no son ciudades tan competitivas como en años anteriores. Para complicar aún más, la oferta de inmuebles, tanto para venta como para alquiler, es baja. Se estima que las transacciones han bajado ligeramente en relación al año pasado. El tiempo de transacción, es decir, el tiempo que el inmueble tarda en ser vendido en condiciones normales, está aumentando cada vez más.

Simplificando, tal vez te hayas dado cuenta de que, en general, las casas no se venden de la noche a la mañana, y que los precios ya no son lo que el propietario pide cuando vende. De este modo, la evaluación de la ayuda que obtiene o podrá obtener de un verdadero profesional de la Intermediación Inmobiliaria empieza a tener sentido y es algo que se debe ponderar seriamente.

¿Has puesto alguna vez tu casa a la venta a través de un Agente Inmobiliario y no has conseguido venderla? Si ese es tu caso, o si estás pensando vender, es el momento adecuado para evaluar si debes mantener o buscar un nuevo Agente Inmobiliario Profesional.

En un mercado que camina hacia una oferta de producto cada vez más escasa, con creciente exigencia de capacidad de negociación de precio, por ello será importante comprobar si tu Agente es de hecho un verdadero especialista. Algunos consejos:

 

Información

Tu nuevo Agente necesita conocer el mercado como nadie, pero no el mercado global, será necesario que él tenga información continua, fiable y específica de la zona o barrio donde se encuentra la casa. Para eso, el Agente debe tener una zona de especialización donde pasa la mayor parte de su tiempo para ser conocido y reconocido y también para conseguir obtener información privilegiada y esencial para tener éxito en su actividad. Tu Agente también deberá usar la tecnología disponible, no siendo suficiente ir a los portales. Si es profesional, estará dotado de herramientas como metasearch, que en menos de 3 segundos puede darle una visión clara de todo lo que hay para venta en una determinada zona, barrio o incluso calle. Casafari es probablemente la mejor herramienta de metasearch disponible en Portugal. Sin información fidedigna y experiencia en el terreno, podrá conseguir entender las dinámicas de tu mercado específico y aconsejarte en relación al valor a pedir, así como las respectivas estrategias para vender mejor tu inmueble, es decir, cuál será el mejor precio dentro del tiempo adecuado para ti.

 

Tiempo

Tu Agente Inmobiliario Profesional debe tener una única misión: no hacerte perder tiempo. De este modo, busca profesionales que simplifiquen, que sean directos y asertivos, transparentes y que se adapten a su estilo de comunicación. Una vez más, la tecnología puede ayudar. Veamos cómo. El acompañamiento se hace hoy de diversas formas: WhatsApp, Skype, FaceTime, entre otras herramientas. Lo más importante es que se adapte a ti, para no hacerte perder tu precioso tiempo, y que mantenga una comunicación frecuente contigo. En las visitas de clientes, deja que sea él quien negocie el precio y quien te represente. Si es de hecho un profesional, va a saber negociar como nadie, ahorrando tu tiempo y tu dinero. Apóyate en tu Agente para todo lo relacionado con el inmueble y que optimice tu tiempo; por ejemplo, la actualización la documentación puede ser resuelta por el Agente.

 

Promoción

Si tu actual Agente solo se limita a colocar un cartel de venta y un anuncio en algunas páginas de internet, será realmente la hora de cambiar de Agente. Comprueba si existe o pide un Plan de Marketing específico para tu inmueble y evalúe en conjunto las varias opciones propuestas. Intenta saber la opinión de tu Agente sobre el público objetivo para tu inmueble y dónde cree que se podrán encontrar con mayor facilidad potenciales compradores.

 

Potenciales Compradores

Si su Agente es realmente un profesional, tampoco va a querer perder su tiempo, y por eso será una buena práctica el método de seleccionar potenciales compradores a través de una reunión o encuentro antes de visitar su casa para garantizar que las personas que la visitan no están solo interesadas, sino que son realmente potenciales compradoras. El Agente debe evaluar la motivación y capacidad financiera del interesado, evitando de este modo visitas infructíferas a tu inmueble, y también el desgaste emocional de crear faltas expectativas.

 

Colaboración

Pregúntale si comparte sus negocios con otros compañeros. Compartir es básicamente la posibilidad que él le da a otros profesionales de también poder enseñar tu inmueble en caso de que tengan un potencial cliente comprador. Cuando se comparte bien, tu Agente gestionará siempre el negocio para poder continuar filtrando los potenciales compradores de otros compañeros. Una vez más, tú ganas tiempo y mejoras sustancialmente la promoción de tu inmueble, aumentando la oportunidad de venta.

 

En mi opinión, estos son los puntos más importantes que debes tener en cuenta cuando ponderas contratar un Agente Inmobiliario Profesional. Solo queda saber tu Año Nuevo es el Año de un Nuevo Agente.