¿SABES QUÉ ES LO QUE VA A PASAR?

Este principio de año está siendo caracterizado por una agitación constante en el área de la intermediación inmobiliaria. Algunos profesionales han empezado a acumular ansiedades sobre el futuro, otros ya han empezado a ahorrar recursos y dinero, porque temen la inestabilidad, y aún hay otros tantos que continúan tranquilos y piensan que no va a pasar nada.

Hablo todos los días sobre este asunto y escucho las más diversas opiniones, la mayor parte de ellas fundamentadas en proyecciones, pero otras en el pasado. Lo que es un hecho es que los cambios son inevitables, y lo que no sabemos aún es qué es lo que al final va a cambiar o está cambiando en la mediación inmobiliaria. ¿Terminará la tecnología con esta profesión? ¿Acabará esta profesión, una de las más antiguas del mundo, o simplemente tiene en los cambios venideros una nueva oportunidad para adaptarse?

En uno de mis encuentros con profesionales del sector, me crucé con Nuno Ascensão, de KW Portugal y hablamos sobre este asunto, intercambiamos impresiones, no solo nuestras, sino sobre todo de los grandes intervinientes mundiales en nuestro sector, que, con base en los casos de estudio más conocidos como UBER, Tesla, Airbnb o Amazon, empiezan a mirar de otra manera a las realidades presentes en el mercado de la intermediación inmobiliaria, como son Compass, Redifin, Purplebricks o Opendoors, por mencionar algunas. ¿Serán estas las empresas del futuro de la intermediación inmobiliaria? En caso afirmativo, ¿cuándo?

Durante nuestra conversación, citamos al CEO de Keller Williams, Gary Keller, quien cree que hay 4 grandes hipótesis evolutivas en las cuales mucha gente cree:

 

TECONOLOGIA TOTAL

Hay personas que creen totalmente en la desintermediación inmobiliaria y en la sustitución del Agente Inmobiliario por la tecnología, posiblemente una sustitución que se apoyará en una APP dotada de inteligencia emocional, capaz de reproducir lenguaje emocional y ella sola conseguirá juntar vendedores y compradores.

 

TAN SOLO NECESITAMOS QUIEN MUESTRE LOS INMUEBLES

Otras personas creen que la tecnología hará gran parte del trabajo, de modo que la única intervención humana será la visita al inmueble. El Agente Inmobiliario tendrá solo que abrir la puerta y preguntar al visitante si pretende hacer una propuesta de compra del inmueble, porque se considera que el proceso de propuestas y cierre se realizará a través de una App. Aquí el agente no desaparecerá por completo, pero su remuneración disminuirá de manera drástica, a valores entre los 0,5 y 1% probablemente.

 

TODO QUEDARÁ COMO ANTES

Esta clase de creyentes, que tal vez no quiera ver lo que está sucediendo, puede equipararse a la profesión del “taxista”, con todo el respeto por la actividad. Como es sabido, muchas personas viven en el pasado y en su zona de confort, creen que todo va a seguir igual, incluso porque las personas solo cierran negocios con personas y no necesitan la tecnología para nada. La verdad de unos puede no ser la verdad de otros…

 

EL PROFESIONAL HUMANO Y TECNOLÓGICO

Otras tantas personas creen en la unión entre máquinas e Inteligencia Artificial y profesionales, es decir, en la incorporación de la tecnología a sistemas y modelos de trabajo y negocio donde existe un ser humano con una posición muy importante concentrada en la parte humana del proceso, como por ejemplo, la asesoría basada en la parte sensorial, emocional y creativa, en la cual la tecnología desempeñará un papel fundamental para ayudar a este profesional a hacer todo el proceso más personalizado, más rápido, más transparente y por eso más beneficioso para todas las partes.

 

Creo que la mediación va a cambiar tal como siempre lo ha hecho a lo largo del tiempo, y creo que todas esas posibilidades pueden existir, pero que la elección final de la que más predominará será siempre la dictada por las personas.

¿Y tú? ¿En cuál crees más?